15 consejos para cuidar la línea de forma saludable - NiceToEat

15 consejos para cuidar la línea de forma saludable

15 consejos para cuidar la línea de forma saludable
19/05/2017 Nice to Eat
15 consejos para cuidar la línea de forma saludable

Ahora que se acercan el calor y las ganas de playa, cuidar la línea de forma saludable es una preocupación para muchos. Para conseguirlo, lo mejor es seguir unas recomendaciones básicas respecto a la alimentación. Con ellas perderás peso, ¡Y ganarás salud!

1.Variedad es la palabra: no olvides que ante todo la alimentación debe ser variada. Para cuidar la línea de forma saludable tu dieta debe incluir leche y derivados (preferentemente descremados), verdura y fruta, pescado, huevo y pequeñas cantidades de pan, arroz o pastas.

2. Agua, agua y más agua: el agua debe ser tu bebida fundamental y la debes tomar en bastante cantidad. Puedes tomarla también haciéndote infusiones sin azúcar.

3. Alcohol y refrescos azucarados, lo mínimo: las bebidas alcohólicas aportan muchas calorías y no se llevan muy bien con nuestra silueta (ni con nuestra salud general). Tampoco nos conviene abusar de los refrescos azucarados. Éstos también son muy calóricos (menos aquellos que tienen la etiqueta “light”).

4. Come poco, pero varias veces: para mantener un peso ideal y estable es muy importante hacer 4 o 5 comidas no muy abundantes durante el día. También es vital no picar entre ellas.

5. La grasa llama a la grasa: parece obvio pero está de más recordarlo. Para cuidar tu línea debes moderar el consumo de carnes grasas, embutidos, aceites y mantecas.

6. Lo dulce…Te puede amargar el plan: sabemos que es complicado, sobretodo en temporada de helados, pero si no nos pasamos con lo dulce (aparte de con los helados con el azúcar, la miel, el chocolate o las galletas), estaremos más sanos y seguro que más esbeltos.

7. Aún así, endulzar es posible: los edulcorantes artificiales no aportan calorías y son una buena opción siempre que los tomes con moderación.

8. Ojo con el exceso de frutas: es cierto que en verano apetece más que nunca. Pero ten en cuenta que la fruta es rica en azúcares y que por tanto puede hacerte ganar quilos. De nuevo, la moderación es la clave.

9. Más ejercicio, menos restricciones: cuando se acerca el buen tiempo solemos salir más a cenar, tapeamos… Controlar lo que comemos es un poco más complicado y darse algún capricho es humano, ¿no? La mejor manera de compensarlo es quemar las grasas extra haciendo algo de ejercicio físico a lo largo del día. Si no eres muy deportista, caminar es una fantástica manera de conseguirlo.

10. No olvides la fibra: comer verduras (sobre todo cruda), legumbres y pan integral es muy importancia debido a su aporte de fibras. Las fibras aumentan la sensación de saciedad y mejoran el tránsito intestinal. Esto hace que retengamos menos azúcares y grasas.

11. Cuida el ritual de la comida: comer con prisa engorda. Esto pasa porque no permitimos que nuestro intestino emita las hormonas que nos avisan de que ya estamos saciados. Por tu línea y por salud, procura masticar bien los alimentos, sentado en la mesa y en un ambiente de tranquilidad.

12. Aléjate de los fritos: para mantener un peso óptimo las formas de cocción mas adecuadas son la plancha, el horno, los cocidos y los vapores.

13. Si vas a freír, que sea con aceite de oliva. Su gran concentración de ácido oleico hace que los alimentos no absorban tantas grasas como cuando los cocinamos con otros tipos de aceite.

14. Y, hablando de aceite… La cantidad óptima de aceite al día son 2 cucharadas soperas y media (equivalen a 25cc).

15. Comer bien no es comer soso. No hay problema en usar condimentos y hierbas aromáticas con moderación. Las especias aceleran el metabolismo, por lo que son una manera natural de quemar grasas.

Y sobretodo…

Ten en cuenta que todos estos consejos no son solo algo estacional. Todo lo que os contamos en este post forma parte de un enfoque saludable de la alimentación, válido para todo el año. Siguiendo estas recomendaciones, evitaremos las consecuencias perjudiciales de un exceso de grasa. Y, por supuesto, estaremos más felices con nuestro aspecto físico cuando llegue el momento de ponernos el bikini.

¿Y tú? ¿Tienes algún otro secreto para cuidar la línea de forma saludable?

 

 

 

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*