Alimentación y salud cerebral, algunos consejos - NiceToEat

Alimentación y salud cerebral, algunos consejos

Alimentación y salud cerebral, algunos consejos
26/04/2017 Nice to Eat
En Alimentación
alimentación y salud cerebral, nice to eat

De todos nuestros órganos, el cerebro es el más importante. Y, aunque no se hable mucho de ello, una buena alimentación es vital para la salud de nuestras neuronas.

El cerebro no es un órgano inmutable. Sus capacidades varían con los años. Su estado de forma depende totalmente de nuestro estilo de vida. Y siempre podemos hacer alguna cosa para mantenerlo sano y joven.

Hemos visitado la web del proyecto de investigación sobre salud cerebral Barcelona Brain Health Initiative (BBHI) de la “Fundació Institut Guttmann” en busca de algunos consejos al respecto. Se trata de una fuente totalmente fiable avalada por la Harvard Medical School.

Y, ¿Sabéis qué hemos descubierto? Pues que el secreto nutricional de la buena salud cerebral ya lo conocían nuestros abuelos…

Dieta mediterránea, un regalo para la mente

 Sí, tal y como lo leéis: nuestra famosa dieta mediterránea no solo sirve para prevenir los trastornos cardiovasculares sino que también es buena para mejorar la función cognitiva.

Sus bondades tienen que ver con el tipo de grasa que usamos en la cocina. Con las proporciones de nutrientes que contienen los platos tradicionales. Y con el gran aporte de micronutrientes, aromas y sabores que proporciona el uso de verduras de temporada y frutas aromáticas.

Ahora bien, no todo lo que suene a tradición vale. ¿Qué significa realmente alimentarse al puro y saludable estilo mediterráneo?

Guía rápida para comer “mediterráneamente” (y cuidar nuestro cerebro)

Según las recomendaciones del estudio del BBHI, sabes que estás siguiendo una dieta mediterránea cuando:

  • Usas el aceite de oliva como principal grasa para cocinar. Consumes al menos 4 cucharadas de aceite de oliva al día y no te pasas con la mantequilla, la margarina o la nata.
  • Te beneficias a diario del poder antioxidante de las frutas, verduras y hortalizas de temporada.
  • Consumes cada día patatas y pan, pasta o arroz preferentemente integrales.
  • Guisas usando sofritos de tomate, ajo, cebolla o puerro cocinados a fuego lento con aceite de oliva.
  • Comes legumbres y frutos secos por lo menos dos veces por semana.
  • Priorizas la pescado por encima de la carne roja. Y vas con cuidado con las carnes más grasas (procesadas, salchichas, embutidos…).
  • Tomas diariamente productos lácteos como yogurts y quesos, que son fuente de proteínas, minerales y vitaminas.

Por supuesto, esto es solo un marco de referencia general. Todos podemos adaptarlo y hacer los ajustes necesarios en función de nuestras necesidades nutricionales.

Y quizás lo más importante es entender que el secreto de la alimentación y la salud cerebral no está tanto en el comer unos ingredientes concretos como respetar los dos pilares de la dieta mediterránea: variedad y estacionalidad.

¿Qué opináis?

 

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*