ALIMENTACION VEGETARIANA: MUCHO MÁS QUE UNA TENDENCIA

ALIMENTACION VEGETARIANA: MUCHO MÁS QUE UNA TENDENCIA
03/07/2017 Nice to Eat
En Alimentación
alimentación vegetariana_mucho más que una tendencia_nice to eat

Muchas tendencias van y vienen, pero la alimentación vegetariana nunca fue flor de un día: hablamos de uno de esos clásicos que nunca pasa de moda. Por algo será.

El principio de la alimentación vegetariana es sencillo: uno es vegetariano cuando por motivos de salud o éticos no come nunca ni carne ni pescado. Cuando ese es el caso, la alimentación suele basarse en cereales, legumbres, semillas, setas, frutas y verduras.

¿Sencillo? Bueno, digamos que a partir de esa base se pueden establecer matices en función de las convicciones de cada uno. Y es así como una idea tan simple como la alimentación vegetariana ha acabado dando pie a múltiples subculturas.

El vegetarianismo y sus tendencias

Dentro de la alimentación vegetariana existen distintas tendencias. Los vegetarianos pueden ser:

  • Lactovegetarianos: son los vegetarianos que consumen leche.
  • Ovovegetarianos: son aquellos que consumen huevos.
  • Ovolactovegetarianos: son los que consumen ambos productos.
  • Veganos: no consumen ningún producto de origen animal o testado con animales.
  • Crudívoros: su alimentación vegetariana prima los alimentos crudos o cocinados a menos de 42 grados centígrados.
  • Frugívoros: son los vegetarianos que solo se alimentan de fruta.

¿Cuál es el origen de la alimentación vegetariana?

Aunque algunos creen que se trata de un movimiento moderno, los orígenes de esta dieta se remontan como mínimo al siglo VI a.C.

En esa época, en la antigua India algunos grupos religiosos que preconizaban la idea de no violencia dejaron de comer carne para evitar el sacrificio de animales.

En el mismo periodo y por igual motivo, los seguidores del filósofo Pitágoras adoptaron el vegetarianismo en Grecia (de ahí que hasta antes del siglo XIX a los que llevaban dietas sin carne se los llamaba ”Pitagóricos” o seguidores de la “dieta pitagórica”).

Tras la caída del Imperio Romano la alimentación vegetariana prácticamente desapareció de Europa. Durante la Edad Media se practicó en algunos monasterios con fines ascéticos. Y aunque en el Renacimiento tuvo sus seguidores (Leonardo DaVinci fue un célebre vegetariano), no es hasta mediados del siglo XIX cuando toma fuerza definitivamente.

De hecho, las palabras “vegetariano” y “vegetarianismo” empiezan a utilizarse a partir de 1847, cuando se funda en Manchester la primera asociación vegetariana, la Vegetarian Society.

A partir de ese momento, la alimentación vegetariana se impone en occidente como principal alternativa a la dieta tradicional. En España, hoy en día, se calcula que un 8% de la población es vegetariana en alguna de sus variantes.

Nutritivamente efectiva

Una alimentación vegetariana bien planeada puede ser completa nutritivamente y ayudarnos a tener una mejor salud.

Desde el punto de vista nutritivo, en comparación con los no vegetarianos, los vegetarianos suelen consumir:

  • Menos calorías de grasa (especialmente saturada).
  • Menos calorías en general.
  • Más fibra, potasio y vitamina C.

¿Podemos sufrir algún déficit importante siendo vegetarianos? No, siempre que comamos suficiente variedad de frutas, verduras, legumbres, cereales y alimentos fortificados con vitamina B12 (cereales y substitutos de carne enriquecidos, bebidas de soja enriquecidas, suplementos, etc.). En ese caso, nuestra dieta puede ser tan completa como la de cualquier persona omnívora.

De igual manera, si no controlamos lo que comemos y optamos por el vegetarianismo un poco “a lo loco”, podemos sufrir anemia y déficit de complejo B, de hierro o de calcio o proteínas, entre otros.

En el caso especialmente sensible de bebés, niños y adolescentes, aplicaremos el mismo principio: vigilando con rigor el aporte de energía y de ciertos nutrientes (calcio y vitaminas D y B12), una alimentación vegetariana promoverá un crecimiento normal.

Alimentación vegetariana y salud

No todo el mundo opta por el vegetarianismo por motivos éticos. La salud es una razón de peso, y es que según muchos estudios este tipo de alimentación puede ayudarnos a:

  • Reducir la posibilidad de sufrir obesidad.
  • Reducir el riesgo de tener enfermedades cardiovasculares.
  • Bajar la presión arterial.
  • Disminuir el riesgo de padecer diabetes de tipo 2.
  • Reducir el riesgo de desarrollar cáncer de colon, de ovarios, mamas, hígado y próstata entre otros.
  • Prevenir la osteoporosis.

En todo caso no todos somos iguales y, como siempre recomendamos, es conveniente consultar con un especialista en nutrición tu caso particular si decides iniciar una alimentación vegetariana.

Una dieta célebre

Hoy muchas dietas de moda preconizan la vuelta a la carne. Pero nada parece afectar al éxito de la alimentación vegetariana, que más que una tendencia, es un clásico que mantiene viva su chispa desde hace siglos. Como muestra, ahí va una lista de vegetarianos célebres de todos los tiempos:

  • El físico Albert Einstein.
  • El escritor George Bernard Shaw.
  • El escritor León Tolstói.
  • El artista Leonardo da Vinci.
  • El inventor de la bombilla eléctrica, Thomas Alva Edison.
  • El político pacifista hindú Mahatma Gandhi.
  • El filosofo romano Porfirio.
  • El arquitecto Antoni Gaudí.
  • El actual Dalái Lama Tenzin Gyatso.
  • El Premio Nobel de Literatura Isaac Bashevis Singer.

Y tu, ¿qué opinas sobre la alimentación vegetariana?

 

 

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*