HACERSE VEGANO: POR QUÉ Y CÓMO - NiceToEat

HACERSE VEGANO: POR QUÉ Y CÓMO

HACERSE VEGANO: POR QUÉ Y CÓMO
13/11/2017 Nice to Eat
En Alimentación
hacerse vegano_nice to eat

El respeto a los animales es el primer motivo por la que algunas personas deciden excluir carne y pescado de su alimentación. Y cuando esa convicción se lleva al extremo, el vegetarianismo tradicional ya no es suficiente.

Según el estudio The Green Revolution de la consultora Lantern, en España un 57% de las personas que deciden basar su dieta en productos vegetales alega motivos éticos y de respeto a la vida animal.

Si eres parte de ese porcentaje, tienes dos opciones. La más tradicional sería optar por la alimentación vegetariana, de la que ya hemos hablado en el blog. No comes carne ni pescado y listos.

Pero si de verdad estás comprometido con el respeto a la vida animal, hay más cosas que debes tener en cuenta. Por ejemplo: aunque un alimento no sea “carne de animal”, ¿Procede de alguna manera de la explotación agropecuaria? En el caso de cualquier producto no alimentario, ¿Tiene algún compuesto, por ínfima que sea su cantidad, de origen animal? ¿Se han usado animales para comprobar su eficacia?

Esas son las preguntas que suele hacerse alguien que ha decidido hacerse vegano. Y que no sólo evita la carne y el pescado sino que, además:

  • No come otros alimentos de origen animal (huevo, lácteos, miel…).
  • Rechaza cualquier producto que sea fruto de la explotación animal (pieles, cuero…).
  • Nunca usa productos con substancias procedentes de animales (muchos cosméticos, por ejemplo).
  • Evita los productos que han sido testados con animales.

Más que simples vegetarianos

En definitiva: si quieres ser consecuente al 100% con una filosofía animalista, el vegetarianismo de toda la vida no va a servirte. Muchos vegetarianos consumen leche y huevos. No tienen problema en llevar una cartera de piel en el bolsillo y no se preocupan por el testado en animales.

Eso es lo que pensó en la década de 1940 el británico Donald Watson. Tras muchos años siendo vegetariano sintió la necesidad de ir más allá. Y en 1944 propuso una tendencia coherente para aquellos que querían satisfacer sus necesidades sin recurrir a ningún tipo de explotación animal. La llamó “Veganismo”. Y para darle entidad fundó, junto a unos amigos, la Vegan Society.

Años después, aquella idea “radical” de un grupo de amigos tiene millones de seguidores en todo el mundo. Hacerse vegano está a la orden del día y celebrities como Paul McCartney, Bill Clinton, Brad Pitt, Natalie Portman o Michelle Pfeiffer han apostado por ello.

¿De qué se alimenta un vegano?

Aparte de frutas frescas y vegetales, quien decide hacerse vegano puede incluir en su alimentación:

  • Cualquier plato preparado a base de cereales, pasta vegana, pan, patatas, legumbres y germinados de legumbres, semillas y frutos oleaginosos.
  • Bebidas vegetales de soja, quinoa, arroz, avena y similares.
  • Proteínas vegetales texturizadas como el Seitán, el tofu, el tempeh, etc.

¿En qué puede beneficiarnos una dieta vegana?

En lo que se refiere a salud, muchos defensores de la dieta vegana sostienen que una alimentación a base de carne, pescado, huevos y leche es perjudicial para nuestra salud. Dicha alimentación favorecería el desarrollo de enfermedades como la arteriosclerosis, la hipertensión, el cáncer, la osteoporosis, la diabetes y las enfermedades del corazón.

En cambio, una dieta basada en fruta, vegetales, cereales y legumbres, rica en fibra y elementos nutritivos:

  • Mantiene limpio nuestro organismo y nuestras arterias.
  • Aporta la cantidad adecuada de grasas y proteínas.
  • Nos quita la preocupación del colesterol, que sólo se encuentra en productos de origen animal.

Según la Academia de Nutrición y Dietética de EE.U.U., “las dietas vegetarianas adecuadamente planificadas, incluyendo las dietas estrictamente vegetarianas o veganas, son saludables, adecuadas desde el punto de vista nutricional y pueden ser beneficiosas para prevenir y tratar determinadas enfermedades. Las dietas vegetarianas bien planificadas son apropiadas durante todas las etapas del ciclo vital, incluyendo el embarazo, la lactancia, la infancia, la adolescencia y la etapa adulta, así como para los atletas”.

En resumen, os decimos lo mismo que ya os contamos en el caso del vegetarianismo:

  • Con una buena planificación una dieta vegana puede ser rica en todos los nutrientes que nuestro cuerpo necesita para funcionar correctamente (vitaminas C, D y E, magnesio, calcio, hierro, zinc…).
  • Para hacerse vegano, es recomendable el asesoramiento de un especialista. Así, nuestra dieta incluirá todas las vitaminas y los minerales necesarios para mantenernos saludables.

¿Os animáis a probarlo?

 

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*