El trigo sarraceno y sus 10 súper-poderes - NiceToEat

El trigo sarraceno y sus 10 súper-poderes

El trigo sarraceno y sus 10 súper-poderes
20/02/2017 Nice to Eat
En Consejos prácticos
trigo sarraceno - nice to eat

En la lista de cereales y pseudocereales con más valor nutritivo, el trigo sarraceno destaca por sus múltiples propiedades y por las posibilidades que nos brinda en la cocina. ¡Descúbrelo!

El trigo sarraceno, conocido también con el nombre de “Alforfón” o “Kasha”, es originario de China. Su nombre tiene reminiscencias árabes porque se cree que fue introducido en Europa por los cruzados que volvían de oriente hace cientos de años.

Hoy en día es fácil de encontrar en cualquier comercio con una buena variedad de cereales. Aunque, técnicamente, el trigo sarraceno no es un cereal propiamente dicho sino una poligonácea (es decir, la semilla de una planta herbácea de la misma familia que el trigo negro, la romaza o el ruibarbo).

Como su cáscara no es digerible, se suele vender descascarillado o tostado con el nombre de “kasha”. Con él se pueden cocinar un montón de recetas, desde galletas o salteados, a ensaladas, crepes, pudin, bizcochos o pasteles. Pero si queréis probarlo sin complicaros la vida, sabed una de las formas más habituales de consumirlo es en forma de espagueti al estilo oriental, llamados “Soba”.

En cualquiera se esas formas, el trigo sarraceno nos ofrece todo un decálogo de súper-poderes nutricionales que os detallamos a continuación.

Propiedades del trigo sarraceno

  1. No tiene gluten, es de gran valor nutritivo y energético. Además no engorda y tostado es ligeramente alcalinizante.
  2. Es rico en proteínas, grasas y minerales (sobre todo hierro).
  3. También contiene ácidos grasos insaturados y vitaminas (principalmente del grupo B, E y P).
  4. Contiene Rutina (un flavonoide que nos protege contra los rayos X y otros tipos de radiación).
  5. Tiene más calcio que el trigo y varios aminoácidos esenciales como el triptófano, propio de las proteínas animales.
  6. Fortalece los capilares y los vasos sanguíneos. También ayuda a inhibir las hemorragias, reduciendo la presión sanguínea y aumentando la circulación hacia manos y pies. Por ello, es indicado en casos de anemia, hipercolesterol e hipertensión.
  7. Ayuda a la digestión.
  8. Alivia el cansancio y tonifica los órganos sexuales. Como consecuencia, aumentan nuestra libido y nuestra vitalidad en general.
  9. Es anti-inflamatorio.
  10. Es una ayuda excelente para eliminar líquidos del cuerpo (edemas, retención, etc.).

¿Cómo cocinar el trigo sarraceno?

Como pasa con la quinoa, conviene lavar ligeramente el grano. Después, tostarlo en una cazuela sin aceite hasta que esté seco y suelto. A continuación, pondremos a hervir 1 parte de grano por 2 o 3 partes de agua o caldo con un poco de sal marina. Cuando hierva bajamos el fuego al mínimo (si tenemos una cocina de gas con difusor de calor es lo ideal) y cocemos durante 20-30 minutos con tapa.

Al igual que el mijo, el trigo sarraceno queda un poco apelmazado y es ideal para hacer croquetas y hamburguesas aunque, como os hemos explicado, tiene tantas posibilidades culinarias como súper-poderes. ¿Os animáis a probarlas?

 

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*